Día Mundial Internet: piedra angular en la relación entre profesional sanitario y paciente

Arquímedes dijo hace siglos una de las frases más míticas de la historia de la humanidad: "Dame un punto de apoyo y moveré el mundo". Y entonces nadie se podía imaginar lo que años y años después iba a pasar con la llegada de Internet. Como la propia Red sería ese punto de apoyo no solo para mover, sino para cambiar el mundo. Internet ha cambiado la forma de hacer las cosas y de relacionarse en muchos casos de millones de seres humanos, entre ellos muchas personas preocupadas por su salud.

El Día Mundial de Internet, que se celebró por primera vez en España en 2005, pretende dar a conocer las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para mejorar el nivel de vida de las personas ofreciéndoles un poco más de entendimiento sobre la tecnología y sus funciones. Y en ese contexto Internet también ha revolucionado el sistema sanitario.La aplicación de tecnologías a la salud y la nueva relación entre el sanitario-paciente marcan el día a día de todos los actores implicados en el proceso.

Por eso, hoy, con motivo del Día Mundial de Internet 2016, queremos hacer un viaje espacial al pasado y apuntar algunas cosas que Internet a aportado a la relación entre profesional sanitario y paciente en los últimos 15 años.


Conectividad absoluta. ¿Existían barreras entre el paciente y los profesionales sanitarios antes de Internet? Evidentemente no había muros de pierda delante de los hospitales ni en las consultas de Atención Primaria, pero sí había muchos más obstáculos, circunstanciales entre el sanitario y el paciente, que en muchos casos era totalmente fronterizos, cosa que ahora no sucede. Los nuevos canales surgidos gracias a las TIC han convertido a Internet no solo en una fuente de datos plana (en ese caso sería una BB DD) sino en un lugar en el que interactuar y conectar con los sanitarios con la profundidad que cada paciente quiera y viceversa. Médicos, enfermeros, fisioterapeutas, psicólogos, organizaciones sanitarios con las puertas online totalmente abiertas para recibir al paciente en cualquier momento.

Divulgación global.  Una de las cosas más importantes en la salud es poder informar y formar a los pacientes, y en eso Internet  va camino (todavía hay muchos aspectos que pulir) de ser la piedra angular de un nuevo proceso de informar y educar al paciente por una vía rápida, útil, accesible y sobre todo, impactante. Internet admite múltiples formatos para difundir un mensaje a pacientes y llegar a donde hasta ahora no se ha podido llegar, salvando fronteras, idiomas y usos horarios. Esta gran ventaja, que hace tres lustros no existía, tiene que ser la puerta por la que pase la nueva relación entre sanitario y paciente, tanto para el uno como para el otro.

Datos útiles siempre al alcance. Se habla mucho de lo peligroso que puede ser leer información no rigurosa para un paciente en Google si la fuente no es fiable, algo que es totalmente cierto. Sin embargo, Internet en buenas manos es un aliado estupendo que hace dos décadas no existía más que una peligrosa arma. En la red se pueden acceder a múltiples datos que antes era imposible conocer y que tanto para un paciente como para un sanitario es clave tenerlos a mano por si los necesita.